MVV

Misión: trabajar con menores/jóvenes en situación de riesgo o exclusión social desde una perspectiva de justicia social en los ámbitos residencial, educativo, personal, familiar, comunitario y de inserción laboral; prestando atención preferente a quienes no están atendidos por otros, o no lo están suficientemente y a quienes podemos ofrecerles una intervención socioeducativa integral de calidad.

 

Visión: ser una institución de referencia en el ámbito de la atención menores y jóvenes en el Principado de Asturias desde una perspectiva integral, con un modelo centrado en la persona; pero conscientes al mismo tiempo de la necesidad de actuar en otras dimensiones relacionadas con las causas estructurales de la exclusión social, y de hacerlo en el marco de una estrategia que es común para las obras sociales de la Compañía de Jesús.

 

Valores:

  • Justicia social: entendida como la obligación de dar a cada persona lo que le corresponde por su dignidad humana y le permite el ejercicio de sus derechos sociales.
  • Acompañamiento: apuesta por estar cerca de los menores y jóvenes en el proceso hasta su autonomía, con la intensidad y durante el tiempo necesario y al mismo tiempo, desde la voluntariedad, muy relacionada con el valor expresado a continuación.
  • Libertad: entendida como un derecho incuestionable de cada persona a decidir su propio futuro, favoreciendo por tanto la identidad personal, el espíritu crítico y el respeto a la diversidad para autoconstruirse y construir la sociedad.
  • Transparencia: compromiso por comunicar lo que se hace, quién, para quiénes y cómo se hace, desde una actitud de revisión continuada y confrontando la acción con la misión de la entidad.
  • Profesionalidad: entendida como un trabajo desarrollado con competencia, rigor, calidad humana, entusiasmo y desde la alegría; entendida también como una apuesta por la formación y la innovación continuada, desde la reflexión y la creatividad para adaptar el servicio a las necesidades emergentes de las personas para las que se trabaja.
  • Solidaridad: entendida como una actitud de servicio, compromiso y responsabilidad hacia las personas para ayudarlas a crecer humanamente.
  • Trabajo en red: entendido como oportunidad para el enriquecimiento conjunto con otras entidades, y también como un medio para la necesaria labor de incidencia para construir la justicia social.