La música en el Hogar de San José

Escrito por David Pandiello García, residente en el hogar entre 1968 y 1974.

La relación del Hogar de San José con la música fue muy estrecha desde sus inicios debido a la creación de la banda de cornetas y tambores. Su nacimiento se debe a un brigada del cuartel de Simancas, quien se ofreció a enseñar a los niños a tocar estos instrumentos. La banda llegó a conseguir una gran calidad y una notable popularidad.

La agrupación desfilaría por Gijón y otras localidades asturianas en diversos acontecimientos y fiestas populares. En estos eventos se aprovechó para recaudar fondos, algo muy necesario para la financiación del Hogar. Por esas fechas también se fue formando un grupo de niños cantores que participaba en fiestas religiosas, llegando a intervenir en un festival celebrado con motivo del día de Asturias en Madrid. Esa sería una gran tarjeta de visita con la que mostrar a la sociedad la gran labor realizada por el Hogar de San José en favor de estos niños.

Quizás la mayor satisfacción que obtuvo el P. Máximo fue la visita del coro a Roma, donde fueron recibidos por el Papa Pio XII durante el IV congreso internacional de la Federación de Niños Cantores en 1951.Tras diversos conciertos y recepciones en la embajada de España, Radio Vaticano y el Colegio Español, regresaron al Hogar haciendo varias paradas e intervenciones en Bayona, Lourdes, Loyola y Comillas. Fue sin duda un viaje imborrable para aquellos niños cantores dirigidos en todo momento por el P. Máximo.

Por último, ya como director del Hogar el P. Luis Darriba S. J., recordaremos también a Los Jois.

La formación contaba con la participación de Isidro Palanca, José Ramón Fernández, Juan Manuel Calahorra, José Antonio Pérez Cosme y Eleuterio García, quienes apenas tenían trece o catorce años cuando empezaron. Vivían y estudiaban en el Hogar y allí convencieron a sus mentores para que les comprasen algunos instrumentos. Con ellos comenzaron los ensayos y empezaron a actuar en fiestas escolares y municipales ya en 1965. Su primer disco se editó en el Hogar de San José y fue vendido de puerta en puerta por los propios artistas y sus compañeros tanto en Gijón como en otras localidades.

Los Jois hicieron una gira en autobús por todo Asturias: llegaban a la plaza de los pueblos, aparcaban y se subían a la baca del autobús. Desde allí daban un pequeño concierto tras el cual vendían su disco a los lugareños.

También participaron en el concurso televisivo Salto a la Fama, donde no consiguieron la victoria pero sí un primer acercamiento con Philips, que les ofrecería grabar un disco. Se convertirían así en el grupo más joven en tener un contrato discográfico (Philips, 1965). Este segundo álbum, más profesional, les abrió la puerta a actuaciones en programas de televisión como Club del Mediodía y Fiesta con Nosotros. Con el sello Vergara grabaron sus discos más interesantes: así, en su tercer disco (Berta, 1966), incluirían una versión del Asturias Patria Querida. En su cuarto y último disco abandonaron las versiones para apostar por temas propios. Su director artístico Enrique Montes fue el encargado de realizar los arreglos de canciones como ‘El Camello’, ‘Sigo Enamorado de Ti’, ‘Aquellos Días’ y ‘Hasta Cuando’ (Berta, 1967).

Este sería sin duda su mejor trabajo debido a su originalidad y a la madurez artística de los muchachos. Sin embargo, los jóvenes artistas no continuarían con el grupo ya que algunos ya dejaban el que había sido su hogar durante tantos años.

Ya en 1969, por tanto, Los Jois desaparecen después de cinco años de viajes, actuaciones y mucha música compaginada con sus estudios y que les ayudaría a estrechar lazos con todos sus compañeros del Hogar.

En el Hogar de San José la música fue una fuente complementaria de financiación donde los propios niños eran los protagonistas. Unos participaban en la música y otros vendían discos de casa en casa por todo Gijón y otras muchas localidades de Asturias y provincias limítrofes. Todo era poco para seguir financiando esta obra. Hoy en día esto sería inimaginable, pues por suerte la administración se ocupa en gran parte de dicha financiación. En aquellos años, pese a la ayuda de Protección de Menores, Ayuntamiento o Diputación, la financiación era muy deficiente. Gracias a las muchas ayudas de tantos colaboradores altruistas y a la Compañía de Jesús, que es quien regenta esta institución desde su fundación en 1942 por el Máximo González S. J., el Hogar puede seguir cumpliendo con su función de acogida y ayuda a todos los niños y jóvenes que lo necesitan, que no son pocos.

(Todos los datos y fotografías fueron obtenidos de archivo histórico del Hogar De San José)