Comienzan las obras de remodelación de nuestra sede

Tras un largo proceso de discernimiento y como respuesta a los postulados del cambio de modelo de atención al menor planteado en nuestro plan Estratégico 2018-2021, abordaremos en los próximos meses la construcción de una nueva sede para nuestra Fundación.

Una vez evidenciadas las limitaciones y carencias que presentaba el edificio actual para desarrollar la necesaria reforma y actualización hacia un nuevo modelo educativo, se ha optado por realojar El Hogar en un edificio de nueva planta que se levantará sobre parte de la construcción actual.

La finalidad de este proyecto es generar espacios adecuados y actuales en los que desarrollar y ofrecer los diferentes programas que desempeña la Fundación, de manera acorde con las necesidades y realidades sociales actuales, que difieren mucho de las que hace 80 años dieron origen a esta institución, y a las que a partir del año 1983 se atendieron con la construcción del edificio que conocemos a día de hoy.

Fases

La intervención se llevará a cabo en tres fases:

  1. Adecuación puntual de los tres bloques más cercanos a la Iglesia de San Esteban del Mar, Edificio de Transición, que permitirá mantener los programas de acogida residencial de niñas y niños, así como el resto de actividades desarrolladas por la FHSJ durante el tiempo que duren las obras de construcción.
  2. Demolición de los dos bloques más próximos al Edificio de la Comunidad, sobre los que se asentará la obra nueva.
  3. Construcción del nuevo Edificio-Sede de la Fundación Hogar de San José (FHSJ), que continuará ofreciendo acogimiento residencial a menores con una problemática sociofamiliar grave y en situación de riesgo o conflicto social.

Descripción de la remodelación

Se conserva e integra, en la nueva construcción, el muro curvo de hormigón armado con relieves rehundidos, existente en planta baja, obra del artista gijonés Joaquín Rubio Camín. Tras este elemento se construirá un prisma rectangular y sendos semicilindros adosados a su cara oeste que contendrán el programa de necesidades en dos plantas con la siguiente distribución de usos.

En planta baja:

  • Vivienda 1 del Hogar, configurada como una vivienda independiente que servirá de acogimiento residencial para adolescentes.
  • Área Administrativa y Servicios, que engloba la zona más pública del edificio, de Atención a Familias (con oficina de Psicología y salas para recibir y facilitar el encuentro a las familias con niños, niñas, adolescentes y jóvenes, para apoyar su mantenimiento en el entorno familiar), así como otros espacios auxiliares de instalaciones y servicio, tales como despachos de educadores, vestuario de trabajadores, cuarto de limpieza, almacenes e instalaciones generales.

En planta primera:

  • Vivienda 2 y Vivienda 3 del Hogar, para acoger a los niños y niñas de menor edad, configuradas como viviendas independientes.

Descripción de espacios

Vista al patio trasero
Vista al patio trasero

Zona exterior y accesos

Al Oeste, se ha dispuesto un gran espacio libre exterior (delimitado por el nuevo Edificio-Sede, por el Edificio de la Comunidad y por las tapias del extremo noroeste de la parcela), que sirve tanto de acceso a las viviendas como de zona exterior para esparcimiento, juegos y huerta.

Zona privada de acceso a viviendas

Cuatro galerías acristaladas orientadas a poniente captan la radiación del sol desde el mediodía hasta su ocaso. La situada más al sur, en planta baja, hace las veces de portal del edificio, desde donde se accede a la vivienda en planta baja y, a través del ascensor y las escaleras a las dos viviendas del primer piso y a la cubierta.

Zona privada de la parcela, de acceso a las viviendas
Zona privada de la parcela, de acceso a las viviendas
Galería de acceso a una vivienda
Galería de acceso a una vivienda

Galerías de acceso a viviendas

Mientras, cada una de las otras tres galerías conforman el vestíbulo de acceso de cada una de las viviendas, permitiendo sus dimensiones y configuración múltiples usos: espacio de estancia vespertina disfrutando de la puesta del sol, de reunión previa a las salidas colectivas, espacio de juego semiexterior en relación directa con el espacio exterior…

Planta primera
Planta primera

Zonas residenciales

Cada Vivienda se desarrolla alrededor de los espacios principales de relación (Salón-juegos, Cocina-comedor y Sala de estudio), agrupando los dormitorios en dos zonas con cuatro dormitorios individuales y dos baños completos cada una. Se añaden dos locales de servicio destinados a lavandería y almacén.

Se han dispuesto generosos huecos abiertos en todas las orientaciones para favorecer la iluminación natural así como las necesarias conexiones visuales con el entorno exterior y la ventilación natural cruzada.

En el tratamiento de estas zonas residenciales, de acuerdo con la actualización del programa que está llevando a cabo la Fundación Hogar de San José, se ha huido de configuraciones “institucionales”, buscando una transición gradual entre el espacio público (la calle) y el privado (los dormitorios), de forma análoga a la que pueda darse en los edificios de viviendas convencionales.

Configuración dormitorio doble
Configuración dormitorio doble

Habitaciones

Todas las habitaciones son individuales, favoreciendo que sea el espacio de intimidad que permite a los niños estar a solas (rincón para “esconderse” sin ser molestados). Si bien, se podrán unir fácilmente dos a dos, formalizando dormitorios dobles como espacio de convivencia, por ejemplo, para dos hermanos, siempre que se considere positivo para su desarrollo.

La forma y disposición de los dormitorios facilita la personalización de los mismos por parte de los niños, incluso permitiendo múltiples distribuciones de mesa y cama. Cada niño dispondrá en su habitación de un armario con espacio de almacenaje suficiente para sus enseres personales.

Los niños podrán contemplar el orto solar, especialmente en los meses de verano, desde sus dormitorios, todos están orientados al este y, la mayoría, con vistas del Mar Cantábrico.

Salón y cocina-comedor

La cocina comparte espacio con el comedor, poniendo en valor la integración del valor afectivo de la comida: facilitando la realización de actividades conjuntas en torno a la comida como cocinar juntos, diseñar menús, hacer postres…

El comedor se puede unir o separar espacialmente del salón, mediante la apertura/cierre de unas puertas correderas de madera y vidrio, según convenga disponer de espacios más o menos amplios. Así, obtenemos un espacio muy versátil para llevar a cabo múltiples funciones: posible ampliación del comedor en días con invitados, zonas de juegos muy amplias que permiten el movimiento de los niños, celebración de fiestas con música…

El salón y la cocina-comedor se encuentran al abrigo del muro curvo de los cilindros, que contiene ocho ventanales con múltiples orientaciones, que van desde el norte en la cocina, pasando por el oeste para el comedor y juegos, hasta la orientación sur para el salón. Dos ojos de buey, uno que da luz a la zona de cocinado y otro que comunica el salón con la galería acristalada de acceso a la vivienda completan los huecos de ambas estancias. La luz natural se convierte así en la protagonista de estos espacios.

Cocina-Comedor y Salón-juegos de la vivenda en planta baja
Cocina-Comedor y Salón-juegos de la vivenda en planta baja
Sala de estudio
Sala de estudio

Sala de estudio

La sala de estudio recibe luz natural directa, uniforme durante todo el día, a través de un gran ventanal orientado al este, e indirectamente a través de unas puertas correderas de madera y vidrio que la conectan con el salón. Con esta apertura esta sala completa el gran espacio central, como el corazón de la casa.

Planta baja
Planta baja

Espacios de Atención a Familias

Los espacios de Atención a Familias, por ser los de carácter más público, se han ubicado en planta baja y orientados al Sur, en la zona más cercana a la calle y protegidos por el muro de hormigón curvo de Rubio Camín que se conserva. Pese a que existe una conexión interna con las viviendas a través del portal, se les ha dotado de un  acceso diferenciado desde la calle para permitir un funcionamiento independiente de acuerdo con las actividades que en ellos se llevan a cabo.

Vista desde la calle Mariano Pola
Vista desde la calle Mariano Pola

Otros datos de interés

Además, en el diseño del edificio se han tenido especialmente en cuenta otros factores como son:

  • la disposición y orientaciones de las diferentes estancias y de los vanos con el exterior, para un máximo aprovechamiento de la luz natural,
  • la racionalización estructural y versatilidad de los espacios, para favorecer las posibilidades de utilización  actuales y futuras, en caso de tener que acoger nuevos usos: versatilidad funcional,
  • la accesibilidad y posibilidades de adaptación futura de espacios, a las diversas necesidades de los usuarios,
  • la inercia térmica de los materiales utilizados en la construcción (hormigón, yeso, cerámicos…), para mejorar el confort y evitar oscilaciones térmicas en los espacios interiores,
  • el óptimo aislamiento térmico de la envolvente. La calificación energética del edificio es A-A-A. (Demanda de Calefacción 3,98 kWh/m2año; las emisiones de CO2 9,00 kgCO2/m2año; Consumo global  de energía primaria no renovable 53,13 kWh/m2año)
  • la hermeticidad al paso del aire de la envolvente del edificio, para reducir al mínimo las pérdidas incontroladas de energía,
  • la ventilación mecánica con recuperación de calor de alta eficiencia, para una óptima calidad del aire interior, en cuanto a contenido de humedad, concentraciones de CO2, olores y contaminantes,
  • la calidad acústica de los espacios, evitando estancias con excesiva reverberación,
  • la racionalización e integración de las instalaciones, simplificando su uso y facilitando el mantenimiento y modificaciones futuras que resultasen necesarias.
  • la utilización de bombas de calor de alto rendimiento para producción de agua caliente sanitaria y calefacción,
  • la previsión de espacio suficiente en cubierta para generación sostenible de energía eléctrica mediante la instalación de paneles solares fotovoltaicos en la cubierta del edificio, con una potencia de 9,13 kW. 
  • la utilización de soluciones constructivas que favorezcan y faciliten el mantenimiento futuro del edificio.