¿Por qué a mí?

El documental ¿Por qué a mí? (disponible gratuitamente en este enlace de RTVE) se adentra en los llamados centros de menores (o centros de acogimiento residencial). Cinco jóvenes que han vivido en ellos relatan sus experiencias y acercan su vivencia a una sociedad que, en su mayor parte, desconoce su realidad y los motivos que los han llevado allí.

Las niñas, niños y adolescentes (de ahora en adelante NNyA) que viven en centros lo están porque necesitan ser protegidos de las personas que deberían ofrecerles los cuidados necesarios (sus padres, madres o cuidadores principales) para satisfacer sus necesidades físicas, tener un desarrollo socioemocional adecuado y garantizar su seguridad.

Son víctimas y los centros son su última oportunidad. La separación familiar implica que todas las intervenciones llevadas a cabo para que permanezcan en su ámbito doméstico, incluida su familia extensa, no han servido para que estos NNyA sigan en su entorno.

En este punto, compartimos unas manifestaciones de Jorge Barudy, para la reflexión individual, de la sociedad y de las instituciones, que transcribimos de manera literal:

«La mayoría de estas personas han concebido a sus hijos e hijas sin ostentar las competencias necesarias para acompañarlos de forma sana en su desarrollo. Y lo han hecho porque, directamente, ellas mismas no tuvieron la oportunidad de asimilar dichas competencias necesarias para la crianza, habilidades que son adquiridas. Es decir, que si no has tenido una crianza suficientemente bien tratante de niño o niña, el riesgo más grande es que tú puedas hacer daño a tus propias crías.

A ser padre y madre se aprende; no solo en el entorno familiar, sino también en el entorno sociocultural. Así que, cada vez que un padre o una madre maltrata a su hijo, está denunciando a su vez la incompetencia de la sociedad en el desarrollo político de la protección adecuada, que debería permitir una detección precoz de estas tragedias e una intervención coherente.»

Jorge Barudy

También hablan los expertos y los jóvenes protagonistas de este documental sobre el abuso y explotación sexual que sufren muchos de las chicas y los chicos que viven en los centros, y que suelen ocurrir fuera de los centros o previamente a su ingreso en ellos.

Una vez tomada la medida protectora por la autoridad competente, puesto el NNyA en un lugar seguro que garantice su adecuado desarrollo integral —respetando su derecho fundamental a ser bien tratados—, es importante que todos los ámbitos que están en contacto con estos NNyA sean corresponsables de su protección (ámbito escolar, sanitario, judicial, etc.) y acompañen la crianza terapéutica que desde los propios centros se hace con ellos.

Cuando llegan a los centros, los NNyA presentan un daño por las experiencias de abuso y malos tratos que han vivido en una edad temprana y que se debe reparar. Para ello, se necesitan recursos y profesionales formados adecuadamente.

La Fundación Hogar de San José, en su compromiso con la infancia y los buenos tratos, ha implementado en los últimos años un modelo educativo que se nutre de los conocimientos derivados del desarrollo de la teoría del apego, el trabajo sobre el trauma y la disociación y el modelo sistémico, que desarrollan profesionales de diferentes perfiles formados para ello y que poseen las competencias suficientes para hacer frente a las necesidades específicas de los NNyA.

Invitamos a conocer el modelo educativo que se implementa en la Fundación, así como todas las acciones formativas y divulgativas que realizamos.