Acogimiento residencial

El objetivo es proporcionar al menor un entorno seguro donde vivir y desarrollarse cubriendo todas sus necesidades, tanto las físicas como las emocionales y sociales.

En nuestros hogares viven y luego realizan sus actividades diarias (colegio, deporte, salidas…) como cualquier otro niño de su edad.

Viven con nosotros porque sus padres no saben o no pueden proporcionarles los cuidados que necesitan. La mayoría ven a sus familias con frecuencia, algunos salen el fin de semana, otros tienen visitas; depende de la gravedad de su situación familiar. Se acompaña esta relación familiar y se trabaja para que favorezca el bienestar del niño, aumentándola o reduciéndola según sea necesario.

Cuando cumplen los 18 años se les ofrece distintos tipos de apoyos, siempre voluntarios por parte del chico o chica, en función de sus características y necesidades: de alojamiento, de acompañamiento en la formación, de inserción laboral… pasando a integrarse en el programa de juventud.

Plazas disponibles por cada recurso residencial

Hogar de San José

(de 8 a 18 años)

24

Alpamayo

(de 3 a 12 años)

14

Programa SEMA

(de 16 a 18 años)

8

Plan de futuro de los menores acogidos en 2019

Preparación para la vida independiente

41

Reincorporación familiar

21

Adopción o acogimiento

3